7 pasos para dominar el cambio - Community Manager | Marketing Digital | Albacete | Juan Carlos Sevilla

7 pasos para dominar el cambio

1. La mente activa hacía el cambio

El cambio es constante. Somos una raza en constante evolución. Cada persona tiene sus roles predeterminados y otros adquiridos. Para ser efectivos en nuestros roles, todos debemos aceptar este hecho. Para nosotros, especialmente los Community Managers y Digital Marketers, que valoramos la disciplina y la coherencia y cuyo trabajo es tratar de darle sentido al mundo digital es una máxima tener un enfoque de mente activa. Aceptar el hecho te dará la mentalidad de una mente siempre activada que te preparará para cualquier cambio que se avecina. 

2. Desarrolla una visión hacía el cambio 

La primera forma de desarrollar tú visión de cambio es afrontar con resiliencia a los errores, ya que se aprende más de ellos que de los aciertos. Esto se aplica a los negocios también. Busca los puntos débiles: estas son las señales que se convierten en un impulso para un cambio positivo y duradero de un negocio. La segunda manera de desarrollar tú visión de cambio es a través de la visión. La visión no representa solo lo que está inmediatamente frente a tí; se trata de la capacidad de ir más allá del plan de acción de un año, paradigma que la mayoría de nosotros preferimos, y mirar hacia adelante en tú modelo de negocio para brindarle los conocimientos que necesitas hoy. Esto es liberador porque te permite concentrarte en los pasos más importantes que debes seguir para alcanzar esos objetivos futuros. Este enfoque es tu visión de cambio. 

3. Visualiza más allá de tú negocio actual

Observar a tus compañeros, observa dentro de tú organización en busca de señales del qué, cuándo y cómo cambiar es un instinto equivocado. Para reconocer la necesidad de cambio, estudia a personas, equipos o empresas que tengan que ver con tú negocio o, incluso fuera de tú nicho de mercado, esto último está bien para ampliar los conocimientos. Hazte preguntas: ¿Cómo han resuelto los problemas? ¿Han tomado riesgos que ni siquiera soñarías? Una vez que ves cómo estos otros se han adaptado, modificado o transformado, tú reflexiones pueden ser la solución que impulse el modelo de cambio. 

4. Se consciente de tus puntos fuertes

Debes ser muy consciente de tus mayores activos, tus fortalezas. Al navegar por el cambio, es importante reconocer que debes ser sincero contigo mismo sin importar la situación, las oportunidades o los cambios. Para eso debes preguntarte: "¿Qué te ancla?" Recordar y ser fiel a tu Core Business te mantendrá motivado y preparado para el cambio. 

5. Reconoce tus debilidades

Sabiendo lo que te ancla a menudo proporciona el filtro para ayudarte a reconocer lo que no. Tus debilidades se magnifican durante los tiempos de cambio. Todos tenemos hábitos arraigados que son contraproducentes para el día a día de nuestro negocio. ¿Te distraes fácilmente? ¿Qué trabajo estás haciendo que no te ayuda directamente a alcanzar tus objetivos? ¿Tienes a la gente equivocada en tu equipo? Reconoce estas debilidades ahora para que esté listo cuando el cambio llegue. 

6. Piensa en tus clientes 

Reconoce que tus clientes pueden ver el cambio como una debilidad. Ayúdalos siendo su motor de cambio e identificando los cambios que necesitan hacer. Cuando un cliente tiene problemas para realizar el cambio, es probable que realmente necesite que lo ayudes a navegar. ¿Por qué? Porque si pudieran hacerlo ellos mismos, ya lo habrían hecho. Recuerda, como Community Managers y Digital Marketers estamos en la mejor posición para navegar estos estrechos. Piénsalo desde la perspectiva de tú cliente. Los clientes quieren socios estratégicos de Marketing Digital que les ayuden a recorrer el camino. Los clientes esperan que seamos parte de los agentes de cambio externos más importantes. Cuando ocurre un cambio, casi no hay tiempo para esperar. Y, si no estás pendiente, lo más probable es que los clientes encuentren un nuevo socio estratégico. 

7. No te detengas en la innovación 

La trampa oculta del cambio: confundirlo con la innovación. Ambos son conceptos potentes, pero son diferentes. Cambiar significa transformarse, volverse diferente. Innovar significa hacer algo de una nueva manera. Sé disruptivo. Para transformarse día a día y para tener una mente innovadora, hazte esta pregunta: ¿Qué es lo peor que me puede pasar?  Por lo tanto, las innovaciones pueden ocurrir dentro de los equipos o en el nivel organizacional sin afectar el cambio real y duradero. El cambio requiere el trabajo de un viaje más profundo para resultar en una verdadera transformación.

 

A modo des conclusión os voy a dejar una frase del "Padre de la motivación" Wayne Dyer.

"Si cambias el modo en que miras las cosas, las cosas que miras cambian".

 

Juan Carlos Sevilla 😀

Community Manager & Marketing Digital 

 

USO DE COOKIES Utilizamos cookies propias y de terceros con fines estadísticos y para mejorar la experiencia de navegación. Al continuar con la navegación, entendemos que aceptas su uso.
Puedes obtener más información y conocer cómo cambiar la configuración en nuestra Política de cookies

Lo entiendo