La "próxima normalidad" para las empresas: nuevas condiciones comerciales después de la COVID-19 - Community Manager | Marketing Digital | Albacete | Juan Carlos Sevilla

La "próxima normalidad" para las empresas: nuevas condiciones comerciales después de la COVID-19

A la hora de trazar estrategias para responder, recuperarse y prosperar, ayuda tener una visión informada sobre el futuro entorno empresarial. Tras la crisis financiera de 2008, muchos llamaron al entorno empresarial resultante la "nueva normalidad". Sin embargo, toda nueva normalidad acaba siendo sustituida por una nueva normalidad, por lo que, en la opinión de Deloitte®, tiene sentido llamar al entorno empresarial posterior a la crisis del la COVID-19 "próxima normalidad".

Las fuentes de ingresos serán fundamentalmente diferentes en la próximo normalidad. Según los resultados de la encuesta, las fuentes de ingresos que más crecerán en el futuro serán: los canales digitales (frente a los canales físicos); los nuevos productos y servicios (frente a las ofertas existentes antes de COVID); y las operaciones nacionales (frente a las operaciones internacionales). Gracias a prácticas como el distanciamiento social y a los confinamientos, que restringen el acceso al mundo físico, la crisis de la COVID-19 ha acelerado enormemente el paso de los canales físicos a los digitales.

También ha puesto de manifiesto las limitaciones y los riesgos de la globalización y las cadenas de suministro mundiales, lo que ha llevado a muchas empresas a volver a dar prioridad a las operaciones nacionales frente a las internacionales. Mientras tanto, los cambios impulsados por la COVID en la forma de vivir y trabajar de las personas están impulsando la demanda de nuevos tipos de productos y servicios. (Ver figura 16)

 (En versión móvil gira la pantalla para que puedas leer los textos de las imágenes con mayor calidad)

Figura 16. Crecimiento previsto por fuente de ingresos en la próxima normalidad

La infraestructura informática, el trabajo a distancia y los canales digitales serán las principales prioridades del modelo operativo en un mundo posterior a la crisis

A nivel mundial, se espera que las principales prioridades del modelo operativo durante la próxima normalidad sean: mejorar la infraestructura informática (78%); permitir el trabajo a distancia (76%); y permitir las actividades de preventa, venta y postventa a través de canales digitales (72%). En un mundo cada vez más digital, la infraestructura informática y los canales digitales son fundamentales. Además, es probable que el trabajo a distancia siga siendo popular ahora que la crisis del COVID ha demostrado su viabilidad (Ver gráfico 17).

Figura 17. Prioridades previstas para los modelos operativos en la próxima normalidad

Las principales estrategias de producto para la próxima normalidad se centran en la innovación, las medidas de salud y seguridad, y la personalización

A nivel mundial, las principales estrategias de producto para competir en la próxima normalidad son: ajustar, rediseñar o innovar su oferta de productos/servicios para expandirse a mercados adyacentes y/o nuevos (74%); aprovechar las nuevas medidas de salud y seguridad rediseñando su actual oferta de productos/servicios (73%); y personalizar los productos o servicios para satisfacer los nuevos requisitos de los clientes y/o de las administraciones públicas (73%) (Ver gráfico 18).

Figura 18. Estrategias de producto para diferenciarse y competir en la próxima normalidad

Las próximas estrategias normales de captación de clientes estarán impulsadas por los canales digitales y las experiencias flexibles de los clientes

En todo el mundo, la estrategia más popular para la captación de clientes será trasladar la mayoría de las transacciones a los canales digitales (75%). La segunda estrategia más popular será aumentar la flexibilidad antes y después de la venta (73%) (Ver gráfico 19).

Figura 19. Estrategias de captación de clientes para diferenciarse y competir en la próxima normalidad

La ciberseguridad y la nube serán las tecnologías clave

Según la encuesta, las tecnologías más relevantes en la próxima normalidad serán las soluciones de ciberseguridad (80%) y la computación en la nube (80%) (Ver gráfico 20).

Figura 20. Relevancia de las tecnologías para operar en la próxima normalidad

Conclusiones finales

Como profesional del marketing, marketing digital y las redes sociales y especialista en ventas y desarrollo de negocios físicos y digitales, creo que es clave que los empresarios comiencen a realizar cambios de mentalidad y apuesten por modelos de negocio digitales para la captación y fidelización de clientes. Con esto no quiero decir que el negocio a pie de calle vaya a dejar de existir, pero sí que es momento de abrazar lo digital para potenciar lo físico. Dicho de otro modo: hay que pasar de tendero a tendero 4.0. Además, es fundamental que este cambio a lo digital venga definido por la creencia de que se puede crecer de manera sostenible y perdurable y conforme a unos planes estratégicos bien estructurados y definidos. Poniendo por encima de todo y bien en el centro a las personas.

Por otro lado, están las empresas que no han dejado de desarrollar estrategias digitales durante la Covid-19, buscando permanecer en la mente de sus clientes a través de una comunicación omnicanal y la escucha social, para adelantarse a las preferencias de estos y servirlas en el menor tiempo posible. Estas empresas han sabido ser ágiles en este entorno tan difícil demostrando que saben estar a las duras y a las maduras.

No habrá "vuelta a la normalidad". El coronavirus ha remodelado permanentemente la forma en que vivimos y trabajamos. Algunos de los hábitos desarrollados durante la crisis sanitaria, incluida la adopción digital a gran escala, sobrevivirán a la pandemia, incluso mucho después de que se levanten las restricciones a la actividad y la movilidad de las personas. Por consiguiente, las empresas que quieran seguir siendo competitivas deben responder a estos cambios de comportamiento y satisfacer las demandas emergentes de los clientes. Las empresas inteligentes y ágiles se centrarán en aprovechar la analítica avanzada para extraer conocimientos de los datos de sus clientes y continuar con los esfuerzos de integración de datos internos y externos para desarrollar una visión más holística. Por lo tanto, la detección temprana de esas señales de cambio en el mercado objetivo y más concretamente en el nicho de negocio será crucial para optimizar la experiencia del cliente y redefinir las propuestas de valor del cliente de acuerdo con sus preferencias y necesidades.

En definitiva: es posible que sea necesario cambiar las prioridades de las iniciativas digitales en función de la relevancia en el entorno actual. También, es posible que surjan nuevos problemas y oportunidades que necesiten de una solución con mayor urgencia. Y puede que algunas empresas debilitadas por las fuerzas que traen consigo la disrupción digital, necesiten revisar la visión estratégica a medio y largo plazo para lograr la supervivencia.

La clave: es continuar experimentando e innovando con soluciones digitales poniendo en el centro a las personas. Con el enfoque y con los profesionales correctos al mando, las empresas pueden salir de esta más fuertes, más ágiles y más centradas en el cliente que antes.

 

¿Hablamos?

 


 

Fuente original: Save-to-thrive by Deloitte.®

Información básicas sobre cookies Utilizamos cookies y tecnologías similares propias y de terceros, de sesión o persistentes, para hacer funcionar de manera segura nuestra página web y personalizar su contenido. Igualmente, utilizamos cookies para medir y obtener datos de la navegación que realizas o para ajustar la publicidad a tus gustos y preferencias. Puedes configurar y aceptar el uso de cookies a continuación. Asimismo, puedes modificar tus opciones de consentimiento en cualquier momento visitando nuestra Política de Cookies y obtener más información haciendo clic en el siguiente enlace Política de Cookies.

Aceptar Configuración de cookies